NOTICIAS REDELEC

Los desechos del agro que generan energía
22 Nov 2017

Los desechos del agro que generan energía


Las energías renovables son aquellas fuentes energéticas basadas en utilización del sol, el viento, el agua o la biomasa vegetal o animal, entre otras. Se caracterizan por no utilizar combustibles fósiles, sino recursos capaces de renovarse ilimitadas veces.

Entre estas, se encuentra el biogás que es una nueva fuente de energía. Para ellos se conjugan de una manera armónica, el campo, el pueblo o la ciudad y el ámbito científico.

Hay proyectos de investigación que toman fuerza y pasan de lo teórico a lo práctico, convirtiéndose en un gran aporte para la sociedad, como es el caso de Los Pinos, una comunidad que se encuentra a 16 kilómetros de Balcarce, Buenos Aires.

Este lugar presenta la unión de contaminación ambiental, problemas energéticos, un municipio dispuesto y una investigadora comprometida que asumió un proyecto de gran impacto para los 337 habitantes.

Mercedes Echarte es una investigadora adjunta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), quien se motivó a presentar un proyecto ante la convocatoria del Instituto Alemán Wuppertal, para financiar una Unidad de Demostración de Biogás para el desarrollo de la energía rural

Según informa el portal de Conicet, lo novedoso de este proyecto es la generación de biogás a través de los desechos de aves y cerdos; la unión del municipio, la academia y la comunidad; y la cooperativa que formaron los habitantes de este sector.

La generación de energía con biogás se presenta como una solución para diferentes problemas. Y para ello, en Los Pinos se está realizando la construcción de una planta demostrativa de 100 metros cúbicos que suministrará de manera directa el 10% de la energía requerida por la población.

El biogás puede ser empleado como combustible en las cocinas, hornos, estufas, secadores, caldera u otros sistemas de combustión a gas debidamente adaptados para tal efecto. También es usado para iluminar lugares y alimentar generadores eléctricos.

Fuente: Revista Chacra

Compartir