NOTICIAS REDELEC

Más mujeres, mejor energía
7 Mar 2017

Más mujeres, mejor energía


Actualmente, las mujeres tienen oficios antes reservados a los varones. Así, por ejemplo, hay colectiveras, taxistas o ingenieras. Esta redistribución de los roles se produce en el ámbito público y se reproduce, además, a nivel doméstico. Las mujeres ya no solo se encargan de cocinar o mantener la limpieza del hogar, sino también de realizar una multiplicidad de actividades. Y, en este sentido, cobran un rol protagónico aquellas vinculadas con la electricidad, que van desde cambiar una lamparita, hasta colocar cables, realizar instalaciones, o decidir qué tipo de luminaria colocar en cada ambiente del hogar. Si bien ejecutar estas tareas les permite sentirse autosuficientes y contribuye a su emancipación, se plantea una paradoja puesto que ellas no solo desarrollan más actividades en el hogar, sino que también trabajan fuera de él. La cuestión se torna un poco más difícil para aquellas que están casadas y con hijos.

Según un estudio de Voices!, grupo de la Fundación UADE, las mujeres realizan más tareas vinculadas con la crianza de los niños que los varones, quienes comparten con sus hijos, principalmente, tareas lúdicas o recreativas como ver TV, pasar tiempo frente a la computadora, jugar o realizar actividades deportivas. De este modo, el estudio muestra la persistencia de estereotipos de género en la distribución de las tareas domésticas y de crianza de los hijos. Estos estereotipos, indica el reporte, reflejan las creencias que persisten en la sociedad argentina sobre los roles, las características y las atribuciones que distinguen a los varones de las mujeres.

Esta división de tareas está presente, asimismo, en la relación de las mujeres con la energía porque, si bien ellas son sus principales usuarias (son quienes más emplean la luz en sus distintas tareas productivas o en su trabajo doméstico), se encuentran ausentes en los sectores donde se toman las decisiones sobre los recursos energéticos.

Frente a esto, la Organización Latinoamericana de Energía considera que es preciso trabajar en estadísticas regionales que den cuenta de las brechas entre varones y mujeres en el acceso a los recursos energéticos. Estos datos, actualmente no están disponibles o no se ven como prioritarios entre los funcionarios públicos de los distintos países de América.

Con esta idea como guía, diputadas y funcionarios de la Secretaría de Energía (Sener) de México se pronunciaron a favor de empoderar a las mujeres y promover su capacitación y participación en el sector eléctrico, ya que, concordaron en que es un área “altamente masculinizada”, que puede ser un campo de oportunidades laborales para la población femenina. 

Durante la Mesa Interinstitucional “Presupuesto para la Igualdad entre Mujeres y Hombres”, las legisladoras consideraron que el de la energía es un rubro favorable para el desarrollo de las mujeres, pero se requieren políticas públicas para consolidarlo como alternativa viable para este grupo demográfico. 

Para lograr el empoderamiento, en primer lugar deberían diseñarse acciones específicas como la capacitación en electrotecnia.  También sería interesante enseñarles a solucionar problemas eléctricos domésticos a las mujeres que no lo saben, lo que les permitiría, también, aprender un oficio.  

Sería gratificante ver a más mujeres electricistas e ingenieras eléctromecánicas que puedan desarrollar profesionalmente muchas de aquellas tareas que, de hecho, realizan en sus hogares. En este sentido, promover la igualdad es estimular que las mujeres formen parte de los grupos que deciden los planes de energía a nivel nacional y desde Redelec, red de empresas proveedoras de soluciones eléctricas, apoyamos este empoderamiento.
Compartir